Cómo saber si tu suegra es tóxica, manipuladora y victimista

suegra tóxica

¿Hay personas en tu vida, que consiguen que te sientas mal, inferior o miserable sin motivo alguno? ¿Te preguntas porqué no soportas a tu suegra/o o porque no te apetece ir a su casa? Es posible que tu respuesta a estas preguntas sea Sí. En consulta muchas personas tienen una familia política complicada, sobre todo, muchos se quejan de las suegras/os. Si tú suegra/o no te apoya ni te desea lo mejor y sientes que disfruta con todo lo malo que te pasa, estamos ante una suegra/o tóxica/o.

Tener una suegra/o tóxica/o puede conseguir que enfermes, son personas que disfrutan insultando y criticando a otras como si les encantara poner en evidencia sus defectos. Convivir con una suegra tóxica puede ser la ruina, ya que, algunas se entrometen en la relación de pareja de sus hijos/as, en la educación de los nietos/as o te intentan dirigir la vida.

Las suegras/os tóxicas/os están presentes y, a veces, están más cerca de lo que
pensamos, incluso, en ocasiones, podemos ser nosotros mismos, así que vamos a aprender unas pautas para defendernos de este halo de mal rollo que proyectan.

¿Cómo puedo saber si tengo una suegra tóxica?

Aquí te mostramos algunos perfiles que te van a indicar si tu suegra o suegro puede ser una persona tóxica para ti, echa un vistazo y decide si tu suegra/o encaja con alguno de estos:

  • Suegras manipuladoras: Seducen y engañan para obtener lo que quieren conseguir de sus hijos/as o yernos/nueras y luego los desprecian o no valoran lo que tienen.
  • Suegras descalificadoras: Critican continuamente los comportamientos, decisiones y pensamientos de los demás, en ocasiones, estas descalificaciones no son tan directas, a veces utilizan la ironía y la infravaloración como forma de descalificar.
  • Suegras eternos insatisfechos: Son sutiles en lo que dicen y/o muy perfeccionistas, nada es suficiente para ellos.  Nunca terminan de disfrutar y agradecer lo que tienen, por lo que, al lado de ellos puedes sentirte infravalorado y poco importante.
  • Suegras  víctimas: Suelen ir de víctimas y apelan a este papel para generar culpa y pena en los demás. Suelen magnificar las cosas negativas que les pasan y compararse, recalcando su mala suerte y la buena fortuna que tienen los demás.
  • Suegras violentas e intimidadoras: Emplean la agresión verbal o física como forma de maltrato y de querer ganar atención. Son muy agresivos tanto en su comunicación verbal (usando términos ofensivos como eres un inútil, un vago…como en la comunicación no verbal.
  • Suegras controladoras: Intentan manipular a los demás generándoles un sentimiento de agobio y control excesivo. Suelen pedirte explicaciones frecuentes sobre lo que haces, dónde vas, etc, lo que hace que te sientas controlado/a y cuestionado sobre las decisiones que tomas como adulto/a y dueño de tu vida.
  • Suegras quejicas: Son personas que se quejan continuamente de todo lo que les rodea y, aunque les animes y les propongas soluciones a su situación, te das cuenta de que no desean salir de ese papel.

¿Por qué no soporto a mi suegra o suegro?

Tener cerca a una persona tóxica, nos afecta de diferentes formas y más si es una figura tan cercana en nuestra vida como puede ser la madre/padre de nuestras parejas. Si después de estar con tu suegra/o te sientes: con poca energía, cansado/a, enfadado/a por haber estado con ella/él, ignorado porque sólo habla de sí misma/o, sientes alivio cuando se va o te vas, notas que tensas tus músculos cuando está presente, etc, llegando a sentirte mal, muy mal, quiere decir que estás con una suegra/o tóxica/o.

Cuando nos sentimos maltratados, nuestro cuerpo y nuestras emociones se resienten, ya sea porque, reprimimos nuestras emociones o por el efecto contrario, nos resistimos a cómo es esa persona y nos enfadamos y nos cargamos de ira.

¿Qué hacer para ignorar a tu suegra?

La clave para ignorar a tu suegra o suegro y que no te afecten sus gestos y palabras es conseguir distanciarte emocionalmente de lo que hace/dice. Sus gestos y palabras te afectan porque juzgas su comportamiento o esperas que haga las cosas distinto a cómo las hace o pretendes que las haga como tu las harías. Aquí reside el primer error, cada uno/a es como es y ella/él es así y no depende de nosotros cambiarla.

Es posible que tengas problemas de pareja por culpa de tu suegra, que sientas que esa persona te tiene celos o manía y que te desprecia constantemente. No tienes que soportar esto de nadie, ni de una pareja, ni hijos/as, ni amigos/as ni mucho menos de tu suegra/o.

Así que vamos a ver las claves para aprender a lidiar con esa suegra/o tóxico que te ha «tocado».

¿Cómo puedo poner límites a mi suegro?

En este apartado vamos a aprender a poner límites a esas suegras/os tóxicas/os que nos dificultad la convivencia y nos generan tanto malestar emocional.

Como decíamos antes, no podemos tolerar que nuestra suegra/o nos tenga «amargados». Si tienes una suegra/o victimista que sólo habla de sus problemas y sus penas convirtiéndolas en un «monotema» y nunca te pregunta por cómo te va a ti ni a los tuyos, llamándote solo para desahogarse y sin escuchar tus consejos… frénalo y desconecta.

Las relaciones tienen que ser recíprocas, no sólo en una dirección. Si sientes que tu suegra/o te ignora o no le interesan tus cosas, marca límites. Aunque seas una persona educada que pregunta cuando llega a los sitios, intenta preguntar lo menos posible, sólo lo que tu necesites para sentirte bien contigo misma/o.

Involucrarte más sin que sientas que tu le importas al otro, genera desgaste emocional porque sin querer sufres cada vez que no lo recibes. Acepta que no le interesas y céntrate en las personas que sí que les importas tu y las cosas que te pasan.

Mi suegra me tiene envidia y me desprecia

Si tienes una suegra que te tiene envidia o te desprecia no lo toleres, no permitas que hagan críticas en tu presencia de ti o de otras personas que no están presentes. Estar con personas envidiosas o criticonas, genera mucho malestar emocional, ya que, no nos aportan nada de valor, al contrario, consumen nuestra energía, crean desconfianza y malestar porque, si esta persona lo hace con otros también lo hará contigo cuando no estés.

Si sientes que tu suegra no te quiere, te desprecia e incluso te infravalora, no permitas que te falten el respeto y mucho menos te maltraten psicológica ni físicamente. Nada ni nadie tiene que despreciar tus opiniones, sentimientos, decisiones ni convicciones, igual que los demás tienen derecho a ser como son, tu también lo tienes.

¿Cómo pongo límites a mi suegra?

Ante un entorno hostil, lo primero no hay que callarse. Tienes que posicionarte porque si no ese malestar puede llegar a generarte ansiedad, estrés o incluso depresión. O, simplemente, no tener ganas de ir a reuniones familiares, eventos o simplemente relacionarte con tu suegra/o. Esas emociones se acumulan y pueden dar lugar a problemas graves que repercuten directamente en ti. Si no abordas el problema y no lo hablas con tu suegra, ese comportamiento continuará.

¿Y decirle a tu suegra lo que sientes sin que se lo tome mal? Empleando la comunicación asertiva. Ya que, si te callas, te estás haciendo daño a ti misma/o. Por eso, intenta, lo más amablemente posible, decir lo que tú también necesitas. Asertividad significa decir lo que piensas, quieres, sientes o necesitas de la mejor manera posible, en el momento oportuno que es cuando las cosas pasan e intentando no agredir al otro sino con respeto. Aunque también debes tener claro que, las suegras/os  con personalidades difíciles a veces no se pueden cambiar y tendrás que amoldarte a esas personas lo máximo posible. Al final, tú tienes que ser asertivo pero la otra/o es el que tiene el control de cambiarlo o no

En ocasiones, habrá que tomar la decisión de romper la relación por completo pero es la última opción. Aislarte en una burbuja y relacionarte solo con otros familiares más afines, a priori, no es la mejor opción y ser pasivo tampoco porque arruina tu seguridad y  autoestima. Siempre es mejor aprender a gestionarlo. Cuando seas asertivo en esa primera interacción, sabrás si tu suegra/o tiene predisposición de mejorar vuestra relación y llevarse bien contigo.

En nuestro blog puedes encontrar varios artículos dónde podrás entrenar tu asertividad como «Compañeros de trabajo tóxicos: 7 técnicas para lidiar con ellos»

¿Tienes una suegra/o tóxica/o? ¿Cómo os hace sentir su presencia?

Recuerda compartir en las redes sociales!!

Hasta el próximo día…

No creas todo lo que piensas

Descubre tus errores y aprende las estrategias que te ayudarán a enfocarte en lo que realmente te importa

14 comentarios

  1. llevo 6 años agunatando una persona toxica que es mi suegra, desde que me case con su hijo me ha hecho pasar muchas lagrimas, de tal modo cuando nacio mi hijo vino a ver a su nieto por sorpresa, pq yo tuve a mi hijo fuera de mi cuidad, ella dijo qe no hiba a venir y yo estaba mas tanquila y muy feliz, pero mi marido no sabia nada que ella vendría, y cuando la llamo por teléfono pensando el que estaba en nuestra cuidad, se colo, se colo en la sala de dilatación, echándome en cara pq no pude tener el bebe en nuestra cuidad que se había gastado 1000e en conocer a su nieto, lo mas fuerte que ella cojia a mi bebe diciendo que no se parecía a su padre, cuando mi hijo es su padre clavaito, esa mujer me quito el dia mas bonito de mi vida. cuando mi hijo hiba a bautizarlo tampoco he tenido un buen recuerdo por culpa de esa señora, puso toda su familia en contra mia ahí mi matrimonio por culpa de ella hiba a a piqe pero poco a poco salio a flote pq yo no convivo con ella pq vive lejos de nosotros, pero lo que mas molesta es las indirecta que siempre me hace que con los pocos títulos que tengo no tengo ni para limpiar wc eso me lo dijo cuando no esta su hijo delante, me calle me mordí la lengua, pero ella seguiira asi y morirá asi fastiandome como lo hace. cuando voy a mi cuidad de vacaciones siempre discuto con mi espòso por culpa de ella pq cuando voy sola ella quiere estar con su nieto es lógico pero a su manera como si yo no fuera la madre de su nieto y fuese yo una mierda pq la qe manda es ella y dando indirectas para hacerme daño y luego ella llama a su hijo y le cuenta su versión que ve poco al nene. esa mujer es toxica y se ha casado dos veces y le han dejado. siempre da que tiene mucho carácter y puede mas que nadie y estoy aguantando mucho algún dia rebentare, nunca he odiado a nadie y no he sido rencorosa pero gracias a ella he aprreendido a odiar con toda mi alma y cuando la veo me da malas vibraciones. como me gustaría que desapareciera de mi vida para siempre y que mi marido vea que su madre es toxica.
    como yo digo en esta vida todo se paga y todo lo que ,me ha hecho de sufrir que se lo hagan.
    el texto es muy largo pero necesitaba desahogarme con todo lo que me ha hecho esa persona toxica

    1. En estas situaciones tienes que tomar medidas para protegerte y mantenerte al margen en ciertos aspectos. Es tu decisión. Un saludo

  2. bueno yo no sé si esta persona es toxica, `pero me produce incomodidad soy persona educada y trato de llevarlo bien pero hace tiempo que decidí que no me interesaba seguir martirizandome no tengo que superar nada no e venido a hacer feliz a nadie así es que en la medida que puedo guardo distancia

  3. Mi hija me llamo Suegra Toxica. Todo empezo a los pocos dias de conocer al q fuera su esposo. Desde los primeros dias me entere que el tenia otra persona. Pero se casaron y trate se ser amable pero nunca lo acepte . Nació mi nieta y ellos me pidieron ir a estar con ellos . En ese momento empezo ha ser lo q hoy se volvio bola de nieva, mi hija me dice cosas feas y yo le contesto tambien el la abandono y mi hija me culpa de q su matrimonio se termino x q le hacia ver , l dije el tiene otra persona con la esta y ella no me creyo, ahora me llamo Suegra toxica. Me entrometi cuando nacio la bb .darle dinero, darle muchas cosas que ellos debieron asumir . Eso no sabia q era ser toxica . Ahora necesito ayuda . Consejo no quiero perderme a mi nieta q no la veo hace dos años la deje de 5 meses AYUDARME por favor

  4. Hola,pues me parece que yo tengo al enemigo en casa,por decirlo de alguna forma.En realidad son dos;mi madre y mi hermana pequeña.Ahora mismo,tengo una rabia desmedida,que no me explico de donde viene y que me sale a borbotones con las personas de mi alrededor,hace tiempo que no duermo bien,me despierto por las noches varias veces sudando,no recuerdo ni los sueños o pesadillas,no se como definirlas.Estoy depresiva,llorando y chillando a las personas sin razón,cualquier excusa me vale.Estoy cansada,hastiada de la situación,empiezo a pensar que he perdido el norte.Siento que mi vida no tiene sentido,ya nada me interesa,ni mi pareja de hace 30 años.Solo busco estar sola,sin nadie y que me dejen en paz.Mañana voy a un Psiquiatra,antes de que se me ocurran más tontadas en la cabeza.

  5. Cuantas veces cuando expresas lo que sientes has escuchado frases como “no me importas”, “estoy contigo hasta que encuentre alguien mejor”, “no te veo en mi futuro”, “no significas nada” son muy duras y aun no te das cuenta lo poco que te quiere, sabes que no debes continuar, pero no puedes hacerlo aunque sepas que tu relación puede acabar con la poca autoestima que te queda. Debes darte cuenta de las señales antes que un sorpresa te arrolle y te coja distraído sin esperar el golpe.

  6. Gracias Lola siento que tu también vivas una situación parecida a la de Natalia. Ánimo y gracias por seguirme y compartir mis entradas

  7. Muchas gracias Natalia por compartir tu experiencia. Cuando hay una persona que es tóxica para nosotras mismas hay que tomar decisiones tan tajantes como la que tu has tomado respecto a tu suegra. Gracias por tu comentari y por seguir mi blog

  8. Sí, yo tengo cerca y en distancia a una persona que cumple todos los requisitos, desde el primero al último. Es "mi" suegra.
    El primer día que la conocí se mostró "descalificadora", poco a poco al ella comprobar que no le seguía el rol, empezó a hacer de "manipuladora" y luego "víctima" pero siempre, sin dejar atrás lo de crear pena para llamar la atención "quejica". Con los meses se mostró "manipuladora", y por último "violenta e intimidatoria", momento en que zanjé con ella.
    Harta de sus desprecios, de escucharle hablar de las personas cercanas y por nosotros, de percibir sus intentos de crear conflicto entre yo y los demás, y sobretodo de escucharla hablar diariamente de la ex de mi pareja y demás, decidí, tras haberlo comentado con mi pareja, pararle los pasos. Le pedí respeto proponiéndoselo con el mayor respeto del mundo, pero…se sintió ofendida, así es que, tras amenazas, insultos…(hacia a mí y cn su hijo delante. El cual actuó bien y sin perder papeles), yo, decidí decirle en ese momento que la relación entre ella y yo, había acabado. Pero ella, con los días, esperaba una disculpa por mi parte (sin tener que pedirla), y como yo he pasado, la he ignorado, día a día, mes a mes, la magnitud de sus llamadas de atención va en aumento. A día de hoy, la ignoro y con mi pareja estupendamente ya que ha sabido discernir lo que le conviene de lo que no (sin presión por mi parte).
    Vengo a decir que, claro que a una le dan ganas de clavarle una chincheta en el culo pero lo mejor, es ignorar a ese tipo de personas. Evidentemente, en estos casos, es imprescindible que la pareja sepa ser objetivo. Pero, ignorar es dar en la frente a la persona que INTENTA hundirte la vida porque no concibe que alguien sea más felíz, reconocida y apreciada que ella. Aunque sinceramente no es fácil. Pero contestarle y entrar en su juego es ponerme a su nivel y…educación tengo.
    Lo cierto es que soy una persona con una paciencia infinita pero también es cierto que si algún día el tiempo me presta oportunidad, pondré ciertos puntos sobre las íes.
    A la pregunta de cómo me hace sentir su presencia… Hay veces que por eventos como bodas, etc. pues hemos de estar en el mismo espacio y me es indiferente, soy capaz de estar frente a ella sin ápice de nerviosismo, pero esto, es gracias a lo segura que me siento por no haber provocado nada. Es ella la que baja la cabeza.
    Si alguien pasa por algo así, mi consejo es que se quiera a sí misma, que no se deje faltar al respeto porque nadie es más que nadie y porque todo en esta vida se puede debatir con educación y respeto. En el momento en que alguien salta esa barrera, pensad en que no merece vuestra relación, sea quien sea. La vida está para disfrutarla, que como dice mi madre "Los problemas ya vienen solos como para provocar más".
    Y bueno, en cuestión de "amistades", también en dos ocasiones rompí relación con ellas por ser absorbentes y negativas. Y no me arrepiento. Cuesta dar el paso y eso no es ser egoísta. Lo que no podemos ser es una ONG, de acogida sin fronteras. Hay que ser ser delectivos.
    Esta es mi historia y lo peor es que los capítulos se multiplican semana a semana.

    1. Natalia, has descrito exactamente lo que me sucede a mi. Como te sucedió a ti, en mi caso, tras años de soportar con diplomacia sus chusmeríos y comentarios sobre mi a otros, todo llegó a su fin el día que perdió la compostura. Me alegré de haber madurado y no haberme puesto a su nivel y disfruté (la verdad) viendo como se ponía como un basilisco lanzándome insultos y blasfemias, mientras yo la miraba muy tranquila sin inmutarme, no consiguieron dañarme sus palabras, fue hasta liberador. Saber que era precisamente ella quien con sus acciones, gritos e insultos me había liberado de seguir tolerándola. Mi marido y mi hijo lo presenciaron todo y sintieron muchísima vergüenza de ella y orgullo por mi actitud. Así que bien dice el dicho "no hay mal que por bien no venga". Ahora no hay excusa para disimular que todo va bien con ella, ya es oficial, el vínculo con esta persona tóxica está roto y todo gracias a su falta de educación y respeto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Tus datos serán tratados por AMPARO CALANDIN PSICÓLOGOS S.L.P., con la finalidad de gestionar tus propuestas y recomendaciones para mejorar nuestros servicios, así como enviarte a posteriori información comercial de aquellos productos o servicios que consideremos que puedan ser de tu interés. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad.

¿Quieres leer el primer capítulo de mi libro Gratis?

libro no creas todo lo que piensas
libro no creas todo lo que piensas

Descubre tus errores y aprende las estrategias que te ayudarán a enfocarte en lo que realmente te importa