Tipos de Hambre: ¿Qué clase de hambre tienes?

tipos de hambre
Foto original wayhomestudio

Es importante que sepas que no sólo hay un tipo de hambre. Puedes localizar en tu cuerpo 7 tipos y quiero que los identifiques en ti para aprender a hacer caso principalmente y únicamente sólo a uno de ellos… EL HAMBRE REAL

Seguro que te ha pasado alguna vez la siguiente escena, acabas de cenar en un restaurante, has comido muy a gusto y te has sentido llena/o, pero aún así llega el camarero y pregunta ¿comerás postre? Te dice las distintas opciones que hay y te auto convences de que aún te queda algo de sitio para ese brownie que tiene tan buena pinta. Al final te arrepientes de haber dicho que sí, te sientes muy lleno/a e incluso te encuentras pesada/o y con unos remordimientos tremendos. Seguramente después te habrás preguntado por qué lo has hecho, si realmente ya no tenías hambre.

Cuáles son los tipos de hambre?

¿Conoces a Jan Chozen Bays? Es una monja Zen, pediatra y autora del libro «Comer Atentos», donde ella considera que el fenómeno de tener hambre es un proceso bastante más complejo de lo que parece y en el que intervienen distintos tipos de hambre. Jan Chozen tiene identificados 7 tipos de hambre. De todos los tipos de hambre, la de estómago, se puede decir que es la que identificamos como hambre REAL, sin embargo hay otros tipos de hambre que influyen en ese complejo proceso que es tener hambre.

Veamos qué tipos de hambre podemos identificar:

El hambre visual

Este hambre es en el que te ves cautivado por la vista. Ver un plato que consideras apetitoso y hace que te apetezca comerlo o ponerte más cantidad.

hambre visual
Hambre visual

El hambre táctil

hambre táctil
Foto original stockking

Es la que te impulsa a comer por la necesidad que tienes de tener ese alimento en tus manos. Es ese hambre que te hace desear coger una patata frita cuando las ves en la mesa o coger una fruta entre tus manos para llevarla a la boca. Es ese hambre que ante un pastel de nata, te impulsa a coger con el dedo un poco de nata. Esa experiencia de comer directamente con las manos, experiencia que hace totalmente diferente probar una aceituna llevándola a la boca con un tenedor que entre tus dedos.

El hambre olfativa

hambre olfativa
Foto de Comida creado por prostooleh

Es aquella que te lleva a entrar en una panadería porque has olido el pan recién hecho y quieres comer un trozo o la que al entrar en una cafetería y oler el café recién hecho hace que te apetezca tomarte uno bien calentito.

El hambre bucales

Aquél que te acerca a comer porque necesitas experimentar un sabor y experimentar placer en nuestra boca. Es la que nos lleva a comer alimentos «dulces o salados». Este hambre selectiva suele llevar detrás un desencadenante emocional.

El hambre auditiva

Es un tipo de hambre que te impulsa a comer por el sonido del alimento, el crujir del pan recién hecho o las papas. Este tipo de hambre se sacia con el sonido que se produce al masticar los alimentos. De hecho, si tomamos una patata fina y no está crujiente no saciaremos este tipo de hambre

El hambre estomacal

Foto original wayhomestudio

Es el hambre que notas en el estómago. Se sacia fundamentalmente por el volumen y la notas como un vacío en el estómago. Este tipo de hambre se puede confundir con las sensaciones de miedo o ansiedad que se manifiestan en tu estómago como resultado de la contracción de la musculatura lisa cuando se estimula el sistema adrenérgico. Las personas suelen decir que se les ha hecho como un «nudo en el estómago» y esta sensación puede ser muy similar al estómago vacío.

El hambre corporal o celular

hambre celular

Es el que sientes cuando las células de tu cuerpo tienen algún déficit de algún nutriente. Por ejemplo carne, cuando tenemos anemia, o zumo de naranja cuando necesitamos vitamina C para hacer frente a una infección. Este tipo de hambre es muy sutil o difícil de observar, y es algo que está muy presente en los niños.

El hambre mental

hambre mental
Foto de Comida creado por freepik

Viene precedido por toda la información que vas acumulando sobre aquello que debes o no debes comer. Este tipo de hambre suele hablarnos de alimentos buenos o alimentos malos.
Un ejemplo claro de hambre mental es cuando decidimos que vamos a dejar de tomar  (gluten, azúcar, grasas …) porque  hemos leído que no es bueno para la salud.

El hambre emocional o de corazón

hambre emocional

Es un hambre que está ligado a las emociones. El hambre emocional es un tipo de hambre que te está incitando a comer para reconfortarnos.

El hambre social

Es un tipo de hambre que se presenta cuando estas relacionándote con los demás en un entorno social y con comida. Así hay veces que aun teniendo todas tus hambres saciadas puedes verte «obligado/a» a comer porque deseas agradar a los demás. Otras veces en que dejas de comer algo que te apetecía comer porque en el entorno que estás no se considera  adecuado o te da vergüenza. Este tipo de hambre es una mezcla de todas las anteriores y está  muy ligada tanto al hambre mental, como al hambre del corazón. Este tipo de hambre se manifiesta porque comer es un acto social y de interrelación con los demás.

¿Cómo distinguir entre hambre real y hambre emocional?

En general, existe una tendencia a decir que hay que hacer caso solamente al hambre estomacal, considerándola como el «hambre REAL», y es cierto de alguna manera pero en realidad todas las hambres están presentes,  en muchos momentos son contradictorias y contrapuestas y tener el resto de hambres no significa que siempre sean inadecuadas.

Lo que yo quiero que reconozcas el  tipo de hambre que tienes en cada momento y así decidir conscientemente y con libertad qué es lo más adecuado para ti en ese momento, por eso te aconsejo la lectura de nuestro post sobre ¿Cómo distinguir entre hambre real y el hambre emocional?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus datos serán tratados por AMPARO CALANDIN PSICÓLOGOS S.L.P., con la finalidad de gestionar tus propuestas y recomendaciones para mejorar nuestros servicios, así como enviarte a posteriori información comercial de aquellos productos o servicios que consideremos que puedan ser de tu interés. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad.

Descarga
Ebook Ansiedad + Meditación

+ Ahora al registrarte consigues además uno de nuestros audios de meditación y la suscripción a nuestra newsletter semanal