Aprender a quererse a sí mismo

¿Sientes que eres inferior a los demás? ¿Eres muy insegura/o e indeciso?

¿Piensas que tu opinión no es importante y los demás no la tienen en cuenta?

Si tu respuesta a estas preguntas es afirmativa, eres el candidato/a perfecta para realizar este curso

¿Te pasa a veces que…?
  • Dependes de otras personas mucho para hacer tus tareas o tomar algunas decisiones
  • ​Te das por vencido/a antes de emprender cualquier actividad
  • ​No estás satisfecho/a contigo mismo/a y piensas que no haces nada bien
  • ​Te cuesta expresar y compartir tus emociones
  • ​Tienes un miedo exagerado a equivocarte
  • ​No valoras tus talentos y ves los de los demás mucho mayores que los tuyos
  • ​Tienes miedo a lo nuevo y evitas los riesgos
  • ​No sueles tomar la iniciativa de las cosas
  • ​Eres muy crítico/a y duro contigo mismo/a
  • ​Presentas un deseo incontrolable de complacer y gustar a los demás
¿Qué queremos todas las personas?
  • Elegir en base a mis gustos y preferencias
  • Ser respetados y tenidos en cuenta por los demás
  • Querernos a nosotros mismos
  • Considerar que tenemos el mismo valor como persona que los demás

Aprender a quererte a ti mismo es un curso online que te enseña una nueva forma de comunicarte contigo mismo, y que te ayuda a lograr una mejora drástica en tu autoestima en tiempo récord.

¿Te parece interesante?
Seguro que sí. Tanto si hace poco que te sientes con baja autoestima cómo si crees que nunca la has tenido para “echar cohetes”, si a veces no sabes muy bien qué técnicas usar para quererte un poco más, aquí encontrarás la manera más eficaz de conseguir más seguridad en ti mismo/a y empezaras a ser la estrella de tu propia vida.

¡Es lo que soñamos todas las personas!

5 Claves para recuperar la seguridad en tí misma

seguridad en ti mismo
¿Como puedo resolver la falta de seguridad en mi mismo? La confianza en uno mismo no viene de serie, vamos construyéndola con el paso del tiempo. Hay personas que tienen demasiada mientras que a otros nos falta mucha.

¿Por qué es tan importante quererse a sí mismo?

Las personas que no confían en sí mismas se infravaloran constantemente, y no imaginan que otros puedan localizarles alguna propiedad o habilidad. La falta de confianza normalmente les impide tomar iniciativas e ir hacia adelante siguiendo su propio criterio. No acaban de creer en su trabajo, así que dejan de intentarlo. Como estas pensando así… ¡Se pierden muchas oportunidades!.

En otros casos, las personas con poca seguridad representan un papel para sentirse mejor, y fabrican una imagen que no es la real. Estas personas a medio plazo tendrán dificultades para encontrar su camino, el que realmente les haga feliz y así mantener su vida bajo control, dependerán de forma excesiva de la aprobación de los demás para sentirse bien con ellos mismos. Este patrón de conducta, hará que tiendan a evitar los riesgos ya que tienen miedo a fracasar, lo que hace que no esperen tener éxito ni que les vaya bien, se conforman.

Cuando una persona confía en sí misma, cree en sus habilidades, siente que maneja el timón sobre su vida y piensa que es capaz de hacer lo que planea y espera.

Todo lo anteriormente expuesto no significa que se pueda hacer todo. Las personas que confían en sí mismas, tienen expectativas realistas. Incluso cuando lo que persiguen no se cumple, ellos continúan siendo positivos y aceptan su forma de ser y su actuación.

La falta de confianza en sí mismo no es necesariamente falta de habilidad. Más bien, es lo que obtenemos al centrarnos en metas poco realistas y en los objetivos de los demás.
cartel si puedes hacerlo

¿Qué puedo hacer?

1.- Aceptate. Date el derecho de tener opiniones, pensamientos o actuaciones. Y adueñate sin desprestigiarlas ni negarlas. Seguir estos valores es una de las cosas que más aumenta la confianza en nosotros mismos, ya que nos estamos respetando ante nosotros mismos y los demás, por lo tanto, lánzate.

Muchas veces no es cuestión de hacerlo bien o mal, sino simplemente de ponerte en marcha y hacerlo. Iremos venciendo nuestras resistencias y empezaremos a decir “sí” cuando te lo deseemos realmente.

Por otro lado, ¿Sabes cuál es el mayor miedo a la hora de vendernos? El miedo a ser rechazados. ¿Sabes cuál es nuestro mayor miedo a la hora de pedir ayuda? Que nos digan que NO. Y ese miedo al rechazo, es el resultado de nuestra inseguridad, de que interpretamos que el NO significa que “no me quieren”; y ya sabemos que “el deseo más profundo de nosotros los humanos es sentirse querido”. Por eso muchas veces nos paralizamos por miedo al NO.

2.- No digas sí, cuándo quieres decir NO. ¿Esto te suena? pues no te quedes callado. No seas de los que dice: “A mí me da igual”. No, no te da igual, tú también tienes opinión, pero por miedo a lo que los demás piensen, no te atreves a decirlo. Tenemos que ser genuinos en nuestras relaciones, y no buscar falsear la realidad con el objetivo de agradar. No puedes calcar tu actitud de la de los demás, porque cada uno tiene su propio modo de expresarse.

3.- Fija tus propios objetivos. Rétate a conseguir pequeños desafíos a diario. Para conseguirlo, tienes que conocer las capacidades que tienes y tus propios límites, fijándote objetivos realizables.

Un ejercicio aconsejable en estos casos es visualizar tus éxitos pasados, recréate en las experiencias positivas, en todo lo que salió bien y en lo bien que te sentiste contigo mismo. El cerebro no diferencia entre ficción y realidad, cuando realmente estás sintiendo lo que visualizas estás induciendo a la mente para que encuentre vías para alcanzar lo que deseas.

4.- Afronta las situaciones. En lugar de escapar continuamente de las situaciones que te hacen sentir malestar, tienes que enfrentarte a ellas. Ves paulatinamente, paso a paso, aumentando la dificultad con cada avance. Después observa como ha ido para aceptar lo que puedes necesitar cambiar. No bajes la mirada cuando te miren, contesta y participa en las conversaciones si un desconocido te habla… Todo esto, con el único objetivo de adquirir nuevas experiencias para que, poco a poco, dejen de ser un problema.

5.- Cuida tu apariencia física y tu cuerpo. ¿Cuántas veces has escuchado la expresión “mens sana in corpore sano”? Si te sientes bien por fuera te encontrarás bien por dentro, esto es así. Los cuidados que te dediques o tu forma de vestir ayudan bastante. ¿No hay un determinado vestido que cuando te lo pones “te ves más guapa”? ¿No te ha pasado algo similar cuando te has hecho un cambio de look en el pelo? Todo esto te lleva a sentirte mejor, más segura de ti misma, y eso se refleja en tu conducta y trato con los demás: más abierto, más simpático, más cercano, en definitiva, mejor contigo mismo. 

Tu cuerpo es “tu casa”, aquella que habitas todos los días. No te abandones y conseguirlo implica cuidar tres aspectos fundamentales: cuida tu sueño, nutrición y el ejercicio físico.

Hace algunas semanas hablábamos de ciertas comidas que conducen a cambios en el estado de ánimo mejores en el artículo “Alimentos que te animan” ; lo mismo pasa con el sedentarismo: hacer ejercicio físico y estar en movimiento tiene ventajas en la salud y en el estado de ánimo al liberar ciertas sustancias químicas estimuladoras del bienestar. Y con el sueño, más de lo mismo: dormir mal y no descansar produce malestar en tu cuerpo, humor desagradable y cansancio que restan energías y ánimo para ser productivo por eso aquí tienes algunos consejos para dormir mejor.

Espero que os ayuden estos consejos!

Hasta la próxima semana!

Inscríbete

Inscríbete al curso Aprender a quererse a sí mismo​

Los datos de carácter personal que consten en la consulta serán tratados por AMPARO CALANDIN FECED e incorporados a la actividad de tratamiento CONTACTOS, cuya finalidad es atender tus solicitudes, peticiones o consultas recibidas desde la web, mediante correo electrónico o telefónico. Dar respuesta a tu solicitud y hacer un seguimiento posterior. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento. Tus datos no serán cedidos a terceros. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad