Vivir con una enfermedad crónica

Hola a tod@s!! Aprovechando que hoy he realizado la sesión clínica de mi trabajo de investigación en el Hospital Arnau de Vilanova de Valencia, he decidido realizar este post en el que voy a hablar de las enfermedades crónicas y de los problemas emocionales que causan a las personas que las padecen.

En mi investigación he estudiado la enfermedad inflamatoria intestinal que está formada por dos enfermedades crónicas: la enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa. El estudio se titula «Influencia de los acontecimientos vitales estresantes en la enfermedad inflamatoria intestinal» y en el se ha estudiado el peso que ejercen estos acontecimientos en ellas, hallando resultados muy interesantes, pero además de estas dos, encontramos multitud de patologías crónicas cómo asma, lupus, artritis, diabetes, epilepsia y desgraciadamente un largo etcetera, en las que las personas sufren una clara repercusión psicológica y grandes cambios en su estilo de vida. 

Los pacientes con enfermedades crónicas suelen mostrar una alta morbilidad psicológica fundamentalmente con depresión y ansiedad, comparada con la población general. 

La ansiedad y la depresión suelen manifestarse de forma individual e independiente en los pacientes con enfermedades crónicas. Existe una gran evidencia de que tanto los síntomas depresivos como los ansiosos tienen efecto perjudicial en el curso de estas patologías.
Últimamente se están poniendo en marcha diversos programas de tratamiento psicológico para estos pacientes. Los objetivos principales que persiguen son: que conozcan las características propias de su enfermedad, que aprendan estrategias de afrontamiento que les ayuden a controlar los síntomas, así como los diferentes factores psicológicos implicados en las distintas patologías.
Otro objetivo muy importante de estos tratamientos psicológicos es aumentar la motivación del paciente para que se implique en el tratamiento de forma activa, potenciando sus expectativas de auto-eficacia.
Vivir con una enfermedad de larga duración plantea nuevos retos a la persona. Aprender a afrontar esos retos es un proceso largo, no es algo que se consiga de la noche a la mañana. Pero entender lo que te ocurre y participar activamente en el cuidado de tu salud te ayudará a afrontar esos retos. Mucha gente descubre que el hecho de adoptar un papel activo en el tratamiento de un problema de salud crónico le ayuda a sentirse más fuerte y más preparado para enfrentarse a muchas dificultades y pruebas que le depara la vida.
En diversos artículos en los que se ha investigado la utilidad de tratamientos psicológicos para estas enfermedades se ha concluido que son altamente eficaces puesto que provocan mejoría en la calidad de vida de los pacientes.
Como respuesta a las exigencias actuales de estas enfermedades crónicas, están surgiendo las unidades monográficas tanto en hospitales como en centros de salud. El objetivo de estas unidades es mejorar la atención al proceso de enfermedad. En ellas trabajan profesionales de todas las áreas necesarias para hacer frente a las distintas patologías cómo psicólogos, dermatólogos, gastroenterólogos, endocrinos…
Hasta la próxima semana…
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *