Tartamudez

La tartamudez es un trastorno que afecta al flujo y a la producción del habla. Estas alteraciones consisten en repeticiones de sonidos, palabras o frases, en prolongaciones de sonidos, bloqueos o pausas inadecuadas en el discurso. En ocasiones aparecen signos de esfuerzo o movimientos asociados al habla.
La tartamudez puede afectar a cualquier persona. Menos del 1 por ciento de los adultos tartamudea.
Causas de la tartamudez
Se explica que las causas de la tartamudez son genéticas, fisiológicas, sociales y psicológicas. Pero en su mantenimiento las que juegan un papel preponderante son las psicológicas y sobre todo en el sufrimiento que causa.
Los científicos no comprenden totalmente la razón por la que algunas personas tartamudean. El problema parece tener una tendencia familiar ya que un elevado porcentaje de las personas que tartamudean sus padres también lo hacen.

¿Qué cosas desencadenan el tartamudeo?
– Algunas situaciones o personas
– Momentos (hablar por teléfono, grabación, conferencia…
– Determinado idioma
– Determinada palabras, letras, sílabas…
– Leer/ hablar
– Anticipar expectativas de fracaso
– Situación importante
– Entre otras…

Algunos consejos
1. Evita hacer comentarios tales como: «habla más despacio», «no te pongas nervioso», etc. Sólo consiguen que la situación de habla se haga más tensa y desagradable.
2. No le «ayudes» completándole la palabra ni la frase.
3. Mantén el contacto visual y no te avergüences, ni te burles, ni te rías de la situación.
4. Cuando hables, utiliza un ritmo pausado y tranquilo.
5. Cuando la persona salga del bloqueo o hable con fluidez, no le digas cosas como «lo has hecho muy bien», «te felicito, estás hablando mucho mejor». Esto hace que se sienta evaluado cada vez que habla.
6. Cuando hables con una persona que tartamudea, compórtarte igual que lo harías con cualquiera. Respétalo. Esta es la «mejor ayuda» que tú le puedes ofrecer. 
Tratamiento
El tratamiento de la tartamudez es altamente eficaz pero requiere un gran trabajo por parte de la persona ya que se debe realizar un trabajo diario intenso, por tanto, la motivación tiene que ser elevada.
El objetivo de las sesiones de terapia es instaurar un patrón de habla alternativo a su forma de hablar habitual. Frecuentemente se utiliza la lectura como paso previo. Se le enseña las técnicas para controlar el habla de modo que pueda utilizar distintas posibilidades en diferentes situaciones, como hablar cuchicheando,
alargar al comienzo de la emisión, hablar lentamente… Los recursos y las instrucciones se deben adecuar a la edad de la persona.
Ahora ya sabes que existen tratamientos efectivos para este problema tan incómodo, si lo padeces o conoces a alguien que lo esté sufriendo ya sabes que podemos ayudarte!
1 comentario
  1. Hola Amparo muy bueno me parecio tu artìculo sobre tartamudez.Yo suelo ver en el consultorio con adultos que padecen ese trastorno, que trabajar sobre su autoestima y tener objetivos y propuestas acorto plazo, los acerca bastante a descubrir que el Ogro no es tan temido.El poder exponerse es un desafio a realizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *