¿Soy una mujer orquesta?

El ritmo de vida que llevamos las mujeres en la actualidad puede desbordarnos. Durante el día realizamos muchas actividades como trabajar, limpiar la casa, recoger a los niños del colegio, etc, y esto, hace que el día se convierta en un maratón y que nos resulte casi imposible llegar a la meta, y cuando llega la noche, el cansancio es lo único que nos inunda y no nos permite ni ver 20 minutos de una serie, jeje.
 
Es posible que tu seas de las que no cuentas con mucha ayuda extra para realizar las tareas de casa o para cuidar a los peques y si a esto, le añadimos que trabajas fuera de casa, como actualmente nos ocurre a la mayoría, puedes llegar incluso a desbordarte
 
Si las exigencias económicas actuales de casa, te están llevado a trabajar fuera de casa, a ocuparte de los niños, hacer comidas, hacer la compra, etc, y cuando te acuestas tienes la sensación de no haber hecho nada productivo y te sientes estresada, ansiosa y triste, es posible que padezcas el síndrome de la mujer orquesta.

¿Padezco el síndrome de la mujer orquesta?

Estas preguntas pueden ayudarte a descubrirlo: 
 
– ¿Crees que cumplir en el hogar y en tu trabajo no es solo una obligación tuya?
 
– ¿Te es fácil pedir ayuda cuando estás desbordada?
 
– ¿Confías en tu pareja para que te ayude a realizar alguna tarea?
 
– ¿Realizas alguna tarea que te guste y divierta?
 
– ¿Dedicas parte de tu tiempo del día a hacer algo que te distraiga?
 
– Cuando acaba el día, ¿Te sientes tremendamente cansada?
 
– ¿Te sientes ansiosa si no haces tu las cosas a tu manera?
 
– ¿Sientes que ya no piensas en pasarlo bien?
 
Si la respuesta a todas o a la mayoría de estas preguntas es “no” es muy probable que padezcas el síndrome de la mujer orquesta.

Consejos para dejar de ser «mujer orquesta»

– Organiza la noche anterior lo que vas a hacer al día siguiente. En una agenda anota todas las tareas y actividades que tienes programadas para el día siguiente y establece prioridades. Con una buena organización te quedará algo de tiempo libre para ti.
– Si te encuentras sola para cumplir todas las responsabilidades no te satures, deja para el fin de semana aquellas cosas que no son tan urgentes.
 
– Planifica las comidas con un par de días de antelación.
 
– Dedica al menos una hora al día a realizar alguna tarea que te guste como escuchar música, escribir, pintar o ver la televisión.
 
Y tu… ¿Eres «mujer orquesta?
 
Gracias por seguirme y compartir si te ha gustado!!
 
 
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *