ANTE UN PROBLEMA, NO SUFRAS MÁS Y BUSCA AYUDA

chico con depresion

Antes de venir a consulta, Vicente ya tenía larga experiencia en combatir sus síntomas con fármacos, pero esto no le dió la solución ya que volvía a tener la misma sintomatologia tiempo después. Nuestro protagonista se encontraba en una gran encrucijada, donde tenía que tomar una gran decisión y todo el tiempo que había estado postergándolo, estuvo regado de mucha apatía y ansiedad. Valentía es de las palabras que mejor le definen, pero vamos a dejar que lo descubráis vosotros mismos… 

TESTIMONIO DE VICENTE

Si tuviera que determinar cuándo empezó mi viaje emocional diría que fue una cálida tarde a finales de junio. Yo dije: «No sé qué hacer con mi vida». Leticia me miró a los ojos, asintió y empezamos.

Que no sabía qué hacer es lo que yo creía entonces, la verdad es que sí lo sabía desde hacía mucho tiempo. Tenía claro lo que quería y lo que no, pero me aterraba aceptarlo y ser consecuente, tomar decisiones y actuar. Disfracé el miedo de ignorancia durante años y huí hacia delante. Pasó el tiempo, pasaron cosas y tuve que enfrentarme a una decisión inaplazable, como no podía ser de otra manera la realidad me alcanzó en mi huida. Acepté que tenía un problema y que me había superado, después busqué toda la ayuda posible, primero en mis amigos y después, viendo que el problema y sus consecuencias en mi salud se agravaban, entendí que necesitaba una ayuda profesional. Fue entonces cuando encontré a Leticia, mi psicóloga y una de las pocas luces que me han acompañado en este viaje.

Recurrir a un psicólogo no es lo mismo que acudir al médico del ambulatorio, aunque debería serlo.

Al médico es fácil contarle que te duele la garganta, al psicólogo hay que contarle otras cosas, esas que sólo le cuentas a tu mejor amigo, y esas que no le cuentas a nadie y también las que no te cuentas ni a ti mismo. Yo esto lo sabía, y también sabía que de mi sinceridad dependía en parte notable la ayuda que pudiera recibir. Dicho así puede parecer difícil pero no lo es. Sentarme frente a una desconocida, en un lugar donde nunca había estado y sin saber ni siquiera por dónde empezar…

terapia psicologica

Me costó un esfuerzo, la primera sesión fue como el primer beso, después me relajé y todo fluyó de manera natural. Leticia se mostró como una persona tranquila, no me presionó y dejó que yo sacara a mi ritmo lo que llevaba dentro, deslizando alguna pregunta cuando le pareció necesario para avanzar.

En aquellos días yo no tenía ganas de nada, me sentía abatido. Empecé por esforzarme en realizar actividades que me gustaban, esos fueron mis primeros deberes. Al mismo tiempo procuré calmarme, porque tristeza y ansiedad iban cogidas de la mano. Lo primero que conseguimos fue levantar mi ánimo, en tanto el problema por el que yo había buscado ayuda se iba perfilando mejor para mí tras cada sesión. Ahora creo que Leticia lo vió bastante claro siempre, pero no anticipó nada y permitió que fuera yo el que dibujara la escena. Conseguí ver y asumir que tenía que hacer un cambio radical, que no me debía a nadie por nada, que hay cosas que no pueden hacerse por una supuesta deuda cuyo pago condicionaría mi vida para siempre. Logré afirmarme y mejorar mi autoestima. Fue importante para mí la impresión que ella me transmitía de no estar juzgándome.

Tuve que contarle muchas cosas, algunas quizá me dejaban en buen lugar, otras sé que no. Todos juzgamos, parece inevitable, pero nunca detecté en ella un gesto de reproche, al contrario, pareció entender que yo hacía todo lo mejor que podía.

Ya convencido y seguro ejecuté mi decisión. Fueron los peores días de mi vida, caí en un agujero oscuro y profundo del que llegué a creer que no saldría jamás. No fue así, salí. Hubo momentos muy duros en los que pensé que había cometido un grave error y que ahí terminaba todo. No era cierto, donde algo terminaba otra cosa estaba comenzando. En esos días fríos y grises encontré el apoyo de Leticia cada vez que lo busqué, ella tuvo siempre las palabras que yo necesitaba escuchar para detener mi caída y volver a impulsarme. Con el tiempo me he dado cuenta de que cuando pienso en mi psicóloga siento que no es sólo una profesional que me ayudó a superar la época más difícil de mi vida, es una amiga que estuvo a mi lado en mis peores momentos, cuando yo hacía más difícil su trabajo, y eso de alguna manera amplifica el efecto de la terapia. Creo que es difícil lograr esa conexión y ella lo consiguió.

hombre con depresion

No puedo terminar esta historia sin mencionar el trabajo en las clases de Mindfulness. Compartir experiencias, sentimientos y emociones con mis compañeros ha sido importante, porque del proceso de cada persona se puede aprender algo. La dedicación de Mari Carmen, mi profesora, me ha resultado de mucha ayuda. Ella me ha brindado una atención personalizada, a veces de manera expresa y otras sutiles, pero siempre siento que dice algo para mí.

No hay que rendirse, hay que luchar por estar bien, buscar ayuda, porque eso no nos hace débiles sino fuertes, llorar cuanto sea necesario pero saber que ese tiempo pasará y que volverán los momentos buenos. Y los momentos mejores. Y así fue, esos días pasaron y supe que era más fuerte y valiente de lo que creía tiempo atrás. Me fui dando cuenta de todo lo que había hecho; había despertado de un sueño, recuperado mi carácter, me sentía tranquilo y libre, capaz de hacer cosas por mí mismo que antes sólo podía imaginar. Ahora soy más fuerte y seguro, y siento que la vida está llena de oportunidades y entre todas ellas hay algo para mí.

Todo esto me ha servido entre otras cosas para saber quién soy y de lo que soy capaz, que hay algunos momentos malos pero también días buenos por los que sin duda merece la pena luchar. Creo que vivimos y morimos varias veces a lo largo de nuestra vida, esta ha sido una de ellas, y volver a vivir ahora después de atravesar esa oscuridad, como una persona nueva y mejor, está siendo una experiencia maravillosa.

 

¿Te encuentras cómo se encontraba Vicente antes de acudir a un profesional? ¿Sigues pensando que tu problema no tiene solución? Acepta el problema y busca ayuda.

 

Te esperamos la semana que viene!!!!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *