NO DUERMO BIEN…¿Qué hago?

NO DUERMO BIEN...¿Qué hago? 1

Buenas tardes!!! Hoy voy a hablar de un tema que a casi todos nos ha preocupado alguna vez como son los problemas de sueño. Estos trastornos son bastante comunes y tienen consecuencias incapacitantes en el día a día ya que causan fatiga, bajo rendimiento, malestar social, animo bajo y pueden ser causantes de accidentes de tráfico o laborales.

Quizá el trastorno del sueño más conocido sea el insomnio, algo que todos hemos padecido alguna vez. El insomnio puede ser común en situaciones específicas de mucho estrés (exámenes, problemas de salud, cambios vitales importantes, etc.) pero puede convertirse en algo crónico que ya no esté directamente relacionado con el problema que lo causó.
NO DUERMO BIEN...¿Qué hago? 2
Por todo esto y para evitar llegar a padecer insomnio, se propone llevar una adecuada «higiene del sueño». 
Higiene del sueño
La higiene del sueño resume un estilo de vida que favorece un estado saludable para dormir. Se ha observado que las personas que muestran una etapa de sueño satisfactoria tienen precisamente un estilo de vida y hábitos alimentarios que promueven un buen dormir.
Estos hábitos y conductas se conocen como «higiene del sueño» y ejercen efectos positivos sobre el dormir en todas sus etapas: inicio, mantenimiento, despertar y vigilia.
Estas técnicas y sugerencias que os voy a mostrar te ayudaran a dormir mejor pero es fundamental la constancia en su realización para conseguir buenos resultados.
¿Que hago para tener una higiene del sueño adecuada?

1. No consumas bebidas que contengan cafeína u otros excitantes, al menos seis horas antes de acostarte. Esta prohibición incluye también comida o fármacos que incluyan cualquier tipo de sustancia excitante.

2. No bebas alcohol desde primeras horas de la tarde. El alcohol es un depresor del sistema nervioso central y, aunque a corto plazo produzca somnolencia, acaba alterando el patrón y el ritmo del sueño.

3. No fumes al menos dos horas antes de irse a la cama. Aunque muchos fumadores le atribuyen un poder relajante a sus cigarrillos, el único efecto demostrable que produce la nicotina es excitación y activación del organismo.

4. Intenta hacer ejercicio moderado de forma regular, pero evita hacerlo de forma vigorosa al menos dos horas antes de dormir. El ejercicio hecho a ritmo intenso produce, a corto plazo, una aceleración importante del organismo que no te ayudará a conciliar el sueño.

5. Intenta ingerir una cena moderada, sin excesivos azucares refinados ni proteínas. Cena al menos dos horas antes de acostarte. Una digestión pesada y unos alimentos muy energéticos, dificultan conciliar el sueño.


6. Acondiciona tu dormitorio de manera que te predisponga al sueño y al descanso: eliminar ruidos, que haya una temperatura de unos 20º, poca luz, y una cama confortable, lo suficientemente grande, y ni muy dura ni muy blanda.

7. Las últimas dos horas antes de meterte en la cama, dedícalas a hacer actividades de desaceleración, que te relajen y que no exijan una importante actividad intelectual o tensión psicológica de cualquier tipo. Las más habituales suelen ser: ver la televisión, leer o escuchar música.

NO DUERMO BIEN...¿Qué hago? 3
Espero que estos consejos os sirvan de ayuda para mejorar vuestro descanso y estar más activos para afrontar con energía el día a día.
Nos vemos pronto…
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *