Supera el miedo a los ruidos fuertes con mi tratamiento

Ya estamos en Febrero, y si me sigues desde Valencia, ya sabes lo que esto significa. En menos de un mes, la fallera mayor de Valencia gritará desde las torres de Serrano «Valencianos, ya estamos en fallas» y este es el momento crucial en el que a miles de valencianos se les ponen los pelos de punta y empiezan a pensar que se acerca su peor época del año, Las FALLAS!!
 
Vuelta a evitar salir a la calle más de 7 días de Marzo, a llevar tapones, cascos, irse de viaje, etc, y todo para que? Para no escuchar los petardos!
 
Ya hemos hablado de esta fobia en el artículo Horror…llegan las fallas y también abordamos cuándo era la mejor época para empezar con el tratamiento. Puedes leer ambos artículos pinchando en los títulos 😉
 
Si te has sentido identificado con lo expuesto anteriormente es posible que padezcas una fobia, más frecuente de lo que la gente piensa, que es la ligirofobia o miedo a los ruidos fuertes. Se caracteriza por un sentimiento de terror o pánico con respecto a los ruidos fuertes, que a menudo resulta en tomar medidas para evitarlos cuando sea posible.

Causas

 
Un evento traumático es una de las causas más comunes de la ligirofobia, debido a los pensamientos que la persona tiene se genera ansiedad tras escuchar ruidos fuertes. De hecho, los acontecimientos traumáticos o negativos experimentados en una edad temprana suelen ser los responsables de la inmensa mayoría de fobias, no solamente esta.
 
No cabe duda, de que algunas personas con esta condición podrían presentar una predisposición genética a la misma, al igual que un modelado por parte de algún otro miembro de la familia, por lo que no siempre es necesario haber experimentado un evento traumático para sufrir ligirofobia.
 
En la mayoría de casos, la causa de la aparición de la ligirofobia es una mezcla entre genética, sustancias químicas en el cerebro y acontecimientos vividos; todo esto se une para formar esta u otras fobias.

¿Qué puedes hacer?

Si estas leyendo este artículo, puede que sea por sentirte identificado y pienses que quieres poner fin ya a esta situación
Quiero que sepas que aún estás a tiempo, el tratamiento de elección es la exposición en vivo con prevención de respuesta, es decir, ir enfrentándonos a los estímulos temidos de forma progresiva y sin poder escapar ni mitigar con ningún elemento la situación, es decir, nada de tapones, cascos, etc. 
Pasa unas fallas un poco más agradables y llámame, podemos superar el problema!
Te dejo algunas opiniones de pacientes reales que ya pueden vivir las fallas de otra manera y otros testimonios que puedes encontrar en este blog.
¿Vas a continuar sufriendo con este problema o nos ponemos en marcha ya?
 
Hasta el próximo día!
 
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *