Emoción vs. Sentimiento: ¿Cuál es la diferencia?

emociones vs sentimientos
imagen original Freepik

Este post explora las sutiles diferencias entre emoción y sentimiento, dos conceptos a menudo confundidos en el terreno de la psicología. Desglosamos el significado de emoción, desde su efímera naturaleza hasta su impacto en el comportamiento. Descubre la diversidad de emociones con ejemplos que ilustran sus matices. Luego, adéntrate en el mundo de los sentimientos, explorando cómo perduran en el tiempo. Se presenta una lista de sentimientos con ejemplos concretos. A través de estas exploraciones, revelamos las diferencias clave entre ambos y respondemos preguntas intrigantes sobre su secuencia temporal en la experiencia humana.

¿Qué es una emoción?

Una emoción es una respuesta compleja a un estímulo que implica diferentes cambios tanto fisiológicos, como expresiones faciales, cogniciones y experiencias subjetivas. Las emociones son fundamentales para la vida humana y desempeñan un papel crucial ya que nos dan información acerca de lo que nos está ocurriendo y tienen la función de facilitar la adaptación a las diferentes situaciones con las que nos vamos encontrando. Interfieren en la toma de decisiones, las relaciones sociales y la adaptación al entorno.

Qué tipos de emociones existen y ejemplos

Existen diversas teorías sobre las emociones, aunque existe una clasificación comn que las divide en categorías básicas. A continuación, se presentan algunas de las emociones básicas y se exponen ejemplos de emociones de cada tipología:

Emociones básicas

  1. Alegría/Felicidad: Sensación de bienestar, placer o satisfacción. Ejemplo: recibir buenas noticias, conseguir algo que nos hayamos propuesto, pasar un buen momento con familiares o amigos.
  2. Tristeza: Sentimiento de pérdida, desánimo o melancolía. Ejemplo: perder a un ser querido, tener una discusión con alguien importante.
  3. Miedo: Respuesta a una amenaza o peligro. Ejemplo: estar en una situación de peligro, ya sea real o percibido, como un accidente de tráfico, la presentación del tfm o una reunión importante de trabajo.
  4. Ira: Emoción asociada con la frustración, la injusticia o el enfado. Ejemplo: ser tratado de forma injusta, no conseguir los resultados esperados en un trabajo importante, que no se respeten nuestros límites.
  5. Asco: Respuesta ante algo repugnante o desagradable. Ejemplo: encontrarse con un olor desagradable.
  6. Sorpresa: Reacción a algo inesperado o novedoso. Ejemplo: recibir una sorpresa agradable de un familiar o de amigos, que te den un reconocimiento en el trabajo.

Estas son solo algunas de las emociones básicas, y es importante destacar que las emociones humanas son complejas y pueden experimentarse de diversas maneras y combinaciones. Además, las emociones pueden variar en intensidad y duración según la situación y la persona.

Emociones complejas

Las emociones complejas son aquellas que surgen de la combinación o interacción de emociones básicas. Estas emociones son más sofisticadas y pueden involucrar una serie de matices y matices. Algunas de las emociones complejas incluyen:

  1. Amor: Puede ser una combinación de alegría, afecto, cuidado y ternura. También puede incluir aspectos de miedo o preocupación por la pérdida.
  2. Culpa: Surge de la combinación de emociones como la tristeza y la vergüenza, generalmente asociadas con la percepción de haber hecho algo mal.
  3. Vergüenza: Resulta de la combinación de emociones como la sorpresa, la tristeza y la incomodidad. Se experimenta cuando se siente que uno ha violado normas sociales.
  4. Remordimiento: Combina la tristeza y la culpabilidad y se experimenta cuando se lamenta una acción pasada.
  5. Envidia: Implica sentimientos de inferioridad combinados con deseo de poseer algo que otra persona tiene.
  6. Compasión: Surge de la combinación de tristeza y deseo de ayudar a alguien que está experimentando dificultades.
  7. Orgullo: Puede involucrar alegría, satisfacción y una sensación de logro. También puede incluir elementos de satisfacción por la validación de los demás.

Estas emociones complejas reflejan la naturaleza multifacética de la experiencia emocional humana. Es importante tener en cuenta que las emociones no siempre son estáticas o iguales, y las personas pueden experimentar una amplia gama de emociones complejas en respuesta a situaciones específicas.

¿Qué es un sentimiento?

Un sentimiento es la experiencia consciente y subjetiva que surge como resultado a interpretar y dar significado ante una emoción. Los sentimientos son la experiencia mental y subjetiva de las respuestas emocionales. Los sentimientos tienden a ser más duraderos y pueden persistir incluso después de que la respuesta emocional inicial haya disminuido.

Lista de sentimientos que existen y ejemplos

A continuación, se presentan algunos ejemplos de sentimientos:

  1. Felicidad: Sensación de bienestar, placer y alegría. Ejemplo: sentirse feliz después de recibir noticias positivas.
  2. Tristeza: Sentimiento de melancolía, desánimo y pesar, por ejemplo, ante la pérdida de una mascota o la imposibilidad de acudir a la cita con una amiga a la que hace mucho que no veo.
  3. Miedo: Sensación de inquietud y ansiedad ante una amenaza percibida. Por ejemplo, sentir miedo al enfrentarse a una situación peligrosa como la primera vez que cojo un coche o al encontrarme con un animal que me resulta una amenaza.
  4. Enfado: Sentimiento de irritación, frustración o furia. Como, por ejemplo, experimentar enfado al presenciar una injusticia hacia nosotros o un ser querido.
  5. Sorpresa: Sensación de asombro y desconcierto ante algo inesperado. Por ejemplo, sentir sorpresa al recibir un regalo o una noticia inesperada.
  6. Asco: Sentimiento de aversión y repugnancia. Ejemplo: experimentar asco al encontrarse con algo desagradable como un olor o una situación aversiva.
  7. Amor: Sentimiento profundo de afecto y conexión emocional hacia otra persona como, por ejemplo, sentir amor hacia un miembro de la familia o nuestra mascota.
  8. Culpa: Sentimiento de responsabilidad o remordimiento por haber hecho algo mal. Ejemplo: experimentar culpa después de cometer un error o hacer daño a alguien que nos importa.
  9. Vergüenza: Sentimiento de incomodidad y humillación ante la percepción de una falta de cumplimiento de normas sociales. Ejemplo: sentir vergüenza después de equivocarnos en público.
  10. Ansiedad: Sentimiento de preocupación y aprensión sobre eventos futuros. Ejemplo: experimentar ansiedad antes de una presentación importante, una entrevista de trabajo o al enfrentarnos por primera vez a algo.

Estos ejemplos ilustran la multitud de sentimientos que los individuos pueden experimentar en respuesta a diferentes situaciones y estímulos. Es importante tener en cuenta que los sentimientos son subjetivos y pueden variar notablemente entre las diferentes personas.

Diferencias entre Emoción y Sentimiento

Aspecto Emoción Sentimiento
Definición Sensación breve y específica, respuesta inmediata a un estímulo. Estado más duradero, resultado de la interpretación de varias emociones.
Duración Corta duración, segundos a minutos. Puede ser más duradero, días a años.
Ejemplo Sentir miedo al ver un animal peligroso. Experimentar amor duradero hacia un ser querido.
Respuesta Física y psicológica inmediata. Puede afectar el estado de ánimo y comportamiento a largo plazo.

Los términos «emoción» y «sentimiento» suelen utilizarse de manera indistinta, pero en el ámbito de la psicología, tienen significados ligeramente diferentes:

  • Emoción: Se refiere a las respuestas fisiológicas, psicológicas y conductuales automáticas que se activan como respuesta a cualquier estímulo. Las emociones son respuestas inmediatas y pueden ser consideradas como reacciones adaptativas ante determinadas situaciones específicas.
  • Sentimiento: Hace referencia a la experiencia consciente y subjetiva de una emoción. Es la interpretación y percepción mental de lo que se está experimentando a nivel emocional. Los sentimientos son más duraderos que las emociones y pueden persistir después de que la respuesta emocional inicial haya disminuido.
A modo de resumen, mientras que las emociones son respuestas automáticas e inmediatas ante los diferentes estímulos, los sentimientos son la experiencia consciente y subjetiva de esas respuestas. Por ejemplo, alguien puede experimentar la emoción de miedo al verse expuesto a un accidente de tráfico, y el sentimiento de miedo sería la conciencia subjetiva de esa respuesta emocional.

Es importante destacar que esta distinción no siempre es estricta y en la práctica los términos a menudo se utilizan de manera indistinta en el lenguaje cotidiano.

¿Es posible experimentar una emoción sin sentir un sentimiento?

Generalmente, la experiencia emocional a menudo implica tanto la respuesta emocional automática (emoción) como la conciencia subjetiva de esa respuesta (sentimiento). Sin embargo, ante determinadas situaciones, una persona podría experimentar una emoción sin ser consciente de forma plena de ello o sin prestar atención consciente a la experiencia emocional. En tal caso, podríamos decir que hay una respuesta emocional sin un sentimiento asociado entendiendo esto como una experiencia consciente.

Por ejemplo, imaginamos una situación en la que una persona reacciona automáticamente con miedo ante un ruido extraño inesperado, pero no está siendo consciente de esa respuesta emocional hasta que reflexiona sobre ello más tarde y le da un significado determinado a ese ruido. En este caso, la emoción (miedo) ocurrió, pero el individuo no fue consciente de su experiencia emocional en el momento exacto de la respuesta.

Cabe destacar que la relación entre emoción y sentimiento es compleja, y la forma en que se experimentan y se expresan las emociones y los sentimientos puede variar según la persona y el contexto.

En general, la conciencia subjetiva (sentimiento) y la respuesta fisiológica y conductual (emoción) suelen ir juntas, pero pueden desvincularse en ciertos casos.

¿Qué es primero el sentimiento o la emoción y por qué? ¿Cómo se pasa de una emoción a un sentimiento?

La relación entre emociones y sentimientos puede resultar compleja y la secuencia temporal puede variar en función de la perspectiva teórica y del contexto específico en el que suceden. Sin embargo, generalmente, la secuencia que es comúnmente aceptada implica que la emoción suele ser precedente del sentimiento.

Esta secuencia refleja la idea de que la emoción es una respuesta automática a un estímulo, mientras que el sentimiento es la experiencia consciente de esa emoción después del procesamiento cognitivo más profundo. Sin embargo, es importante señalar que esta distinción teórica no siempre es estricta y puede haber situaciones en las que la conciencia subjetiva y la respuesta emocional ocurran de forma simultánea.

Además, algunas teorías sugieren que el proceso de cognición y conciencia puede influir en la intensidad y la duración de la emoción, lo que agrega mayor complejidad a la relación entre emoción y sentimiento.

La transición de una emoción a un sentimiento implica diferentes procesos cognitivos y de interpretación de la situación que dan lugar a la conciencia subjetiva de la experiencia emocional. A continuación, se presentan algunos pasos que podrían describir cómo se transita de una emoción a un sentimiento:

  1. Estímulo y Respuesta Emocional: Un estímulo desencadena una respuesta emocional automática. Por ejemplo, ver una película de terror puede provocar la emoción de miedo.
  2. Procesamiento Cognitivo: Después de la respuesta emocional inicial, el cerebro comienza a procesar la información asociada con la emoción. Esto puede incluir la interpretación de la situación, la evaluación de la relevancia de lo que ocurre y el significado personal que se le otorga.
  3. Conciencia Subjetiva: A medida que se procesa la información, la persona toma consciencia de la experiencia emocional. La emoción se transforma en un sentimiento, que es la experiencia consciente y subjetiva de la emoción.
  4. Etiquetado y Expresión: La persona puede etiquetar la emoción y expresarla verbalmente o a través de diferentes conductas. Por ejemplo, alguien puede decir: «Estoy sintiendo miedo después de ver esa película».
  5. Reflexión y Evaluación: La persona puede reflexionar sobre la emoción, considerar cuál es su origen y evaluar cómo afecta sus pensamientos y acciones. Esto contribuye a una comprensión más profunda del sentimiento.

Es importante destacar que este proceso puede suceder de manera rápida y automática en algunas ocasiones, mientras que en otras puede suponer más tiempo y ser más consciente. Además, las interpretaciones y etiquetados de las emociones pueden variar entre los individuos debido a diferencias en la percepción y la interpretación personal de los eventos 

5/5 - (1 voto)
Habla con una
Psicóloga Online
Si necesitas ayuda psicológica online, no esperes más. Puedes reservar una cita con nosotras, te ayudaremos a sentirte mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus datos serán tratados por AMPARO CALANDIN PSICÓLOGOS S.L.P., con la finalidad de gestionar tus propuestas y recomendaciones para mejorar nuestros servicios, así como enviarte a posteriori información comercial de aquellos productos o servicios que consideremos que puedan ser de tu interés. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad.

¿Quieres leer el primer capítulo de mi libro Gratis?

Política de privacidad *

Descubre tus errores y aprende las estrategias que te ayudarán a enfocarte en lo que realmente te importa

Política de privacidad *

RESERVAR CITA PARA TERAPIA ONLINE