fbpx

Blog

Cómo detectar mentiras

l

Saber si nos mienten al 100% no es posible, ya que, no hay ningún signo del engaño en sí, ningún ademán o gesto, expresión facial, o torsión muscular que en sí y por sí mismo signifique que la persona nos está mintiendo, eso sí existen indicios que nos pueden poner en alerta y que hacer que pillemos a un mentiroso.
Por lo general los mentirosos no pueden controlar todas sus conductas (palabras, pausas, sonido de la voz, expresiones, movimientos de cabeza, ademanes, posturas, respiración, etc), por eso, los mentirosos ocultan y falsean lo que, suponen, atraerá más la atención de los demás las palabras que utilizan.
Pero…el rostro ofrece más indicios sobre el engaño que las palabras porque está directamente conectado con zonas del cerebro vinculadas a las emociones. Cuando se genera una emoción hay unos músculos del rostro que se activan involuntariamente y únicamente con entrenamiento o por propia decisión consciente una persona aprende a detener estas expresiones y a ocultarlas con algo más de éxito.
¿Qué les delata?
– El cuerpo. Al no estar conectado directamente con las regiones de las emociones del cerebro ocultar sus movimientos podría ser mucho más sencillo que ocultar las expresiones faciales o las alteraciones en la voz debidas a una emoción.
– Las palabras. Cometer un DESLIZ VERBAL. El contexto en el que se produce puede ayudar a dilucidar si esconde o no un engaño. EVASIVAS verbales. Pueden darnos pistas de que la persona con la que estamos hablando quiere huir o evitar cierto tema de nuestra conversación.
– Voz. Indicios más comunes de falsedad: Pausas demasiado largas o habituales y Vacilación al empezar a hablar, sobre todo cuando se debe responder a una pregunta. Repeticiones: “yo, yo, yo… Quiero decir en realidad que….”. Palabras parciales: “en rea-realidad me gustaría que…”
Todo esto nos puede alertar de engaño debido a dos razones relacionadas entre sí: Es posible que el mentiroso no ha elaborado su plan de antemano o teniendo un plan, una determinada pregunta le pilla por sorpresa.
– Signos faciales. ASIMETRÍA: se ven las mismas acciones en ambos lados de la cara, pero son más intensas o marcadas en un lado que en el otro. El TIEMPO: duración total de una expresión facial, así como lo que tarda en aparecer (tiempo de arranque) y en desaparecer (tiempo de descarga). Las expresiones de larga duración (más de 5 segundos) son probablemente falsas.
– Cuerpo. Mantendrá su expresión física limitada y muy rígida. Si te está mintiendo hará pocos movimientos con las manos, brazos y piernas. 
– Contacto visual. Evadirá el contacto visual. Cualquiera que no diga la verdad tratará de no mirarte a los ojos. Generalmente, mirarán hacia su derecha. También parpadeará con más frecuencia. 
– Manos. Se tocará la cara con frecuencia. El rostro, la garganta y la boca son los lugares más comunes.
CONCLUSIONES
Detectar mentiras no es una tarea fácil 
Hay que atender a muchas fuentes de información 
No hay que interpretar de forma aislada ningún gesto, expresión facial, microexpresión, expresión corporal, etc, sino todas en su conjunto y relacionados con el contexto en el que aparecen 
Ojo con los mentirosos naturales! 
Os dejo este vídeo de Elsa Punset que nos explica todo esto y nos lo enseña con un ejemplo muy interesante de Bill Clinton en el que se delata en sus mentiras!!!

Además os dejo el enlace a otro artículo que escribí sobre este tema “10 Tips para detectar a un mentiroso
Y tú…¿Sabes mentir o eres de los que te pillan siempre?
Hasta el próximo día!!!

6 comentarios
    1. Muchas gracias Juan. Te invito a seguirme en las distintas redes sociales y a que dejes tu valoración en mi página de facebook. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tus datos serán tratados por AMPARO CALANDIN FECED, con la finalidad de gestionar tus propuestas y recomendaciones para mejorar nuestros servicios, así como enviarte a posteriori información comercial de aquellos productos o servicios que consideremos que puedan ser de tu interés. La legitimación del tratamiento es tu consentimiento, que podrás retirar en cualquier momento. Tus datos no serán cedidos a terceros salvo obligación legal. Tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos, así como otros derechos como se explica en nuestra política de privacidad.

×