Las 6 claves para ser más asertivo en pareja

comunicación en pareja, aprender a ser más asertivo

La asertividad forma parte de las habilidades sociales que tenemos las personas y es aquella que reúne las conductas y pensamientos que nos permiten defender los derechos de cada uno sin agredir a los demás ni ser agredido.

La asertividad es una cualidad que debemos tener todos los seres humanos, ya que ser asertivo es: actuar y decir lo que pensamos, en el momento y lugar adecuados, con franqueza y sinceridad, así se evitarían muchos dolores de cabeza. Esforzarse por ser asertivo, garantiza la plena convivencia con los demás. Es mostrar quien eres y como eres, aceptando la individualidad que tenemos cada uno de nosotros.

Claves para ser más asertivos con nuestras parejas

Estas son algunas habilidades de comunicación que pueden ayudarnos a ser un poco más asertivos con nuestras parejas y expresar nuestros pensamientos y emociones de forma más saludable para los dos:

 

1.- Dar gratificaciones: verbales y materiales. Hay que explorar qué es lo que más le gusta a nuestra pareja y no dar por hecho que le gusta “lo que a todo el mundo”.

 

2.- Agradecer que nos gratifiquen: a veces, se da por supuesto que el otro debe llevar a cabo determinados comportamientos positivos y que no tenemos porqué agradecérselo. Mostrar abiertamente que nos alegramos le servirá de refuerzo para repetirlo otra vez y de información de que nos gusta que lo haga.

 

3.- Pedir gratificaciones: normalmente pensamos que no hay que pedir las cosas porque es artificial y que el otro debe saber lo que queremos y dárnoslo. Nadie, por muy enamorado que esté, es adivino y necesitamos saber exactamente qué le gusta a la otra persona para poder dárselo a su gusto. Hay que desterrar la idea de que pedir es rebajarnos y comunicar abiertamente qué y cuánto nos gustaría que hiciera la otra persona por nosotros.

Ser más asertivos en pareja

4.- Expresar sentimientos negativos: es necesario que en una pareja se comuniquen sentimientos de tristeza, enfado, malestar, frustración, etc., pero haciéndolo de una manera asertiva, para no terminar, como ocurre muy frecuentemente, en peleas y acusaciones. Para ello, hay que:

.- Hablar el tema conflictivo de una forma muy directa, sin “dar nada por supuesto”.

.- Expresarlo en el momento y no cuando ya ha pasado el tiempo y el otro no sabe de qué le estamos hablando.

.- Expresarlo de forma activa, no como víctimas (“yo me siento..” en vez de “tú me haces sentir…”)

.- Describir nuestra propia conducta y la del otro sin acusar. “Mientras yo friego, tú te pones a ver la tele y eso me parece injusto”, en vez de “eres un caradura, me tienes como una esclava a tu servicio”.

 

5.- Empatizar: Esta es una de las conductas que menos aparecen en las parejas: la capacidad de ponerse en el lugar del otro y ver los problemas desde su punto de vista. Convendría, de vez en cuando, realizar una inversión de roles en la pareja, para que ambos se dieran cuenta cómo ve las cosas el otro.

 

6.- Enfrentarse a la hostilidad inesperada o al mal humor: no todo son rosas en una pareja y, con mucha frecuencia, uno de los dos llega cansado, enfadado o irritado. Muchas veces descargará su mal humor en el otro miembro de la pareja, sin que éste tenga nada que ver con el asunto.

Como ves comunicarte de manera asertiva con tu pareja es posible, ¿te han sido útiles estos consejos? ¿Cómo vas a intentar ponerlo en práctica en tu relación?

 

Hasta la próxima semana!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *