Claves para que tus hijos superen el miedo a la oscuridad

El miedo a la oscuridad se considera un temor evolutivo, una etapa normal del desarrollo de los pequeños. De hecho, 1 de cada 3 niños entre 3 y 5 años lo padece. Esto no quiere decir que no haya que hacer nada al respecto, debemos ayudar nuestro hijo a superarlo para que la noche sea un momento de descanso y no termine en una fobia.

Como hemos dicho, este temor a la oscuridad forma parte de los miedos infantiles habituales, surge a partir de los 18 meses de vida, pero lo más habitual es que debute entre los 3 o 4 años, y se extienda hasta los 8 o 9 años generalmente.

¿Qué puedo hacer para ayudarle a superar el miedo a la oscuridad? 

1.- Utiliza el juego para que venza el miedo. La mejor manera de trabajar con los niños es mediante el juego. Se pueden plantear juegos clásicos que impliquen llevar los ojos cerrados, como la gallinita ciega, ponerle la cola al burro, reventar una piñata, etc. Otra opción son los juegos de semi-penumbra como las sombras chinescas o en penumbra como contar cuentos o realizar juegos como reconocer objetos mediante el tacto.

2.- Deja encendida alguna luz tenue. No es malo dejar alguna luz encendida, pero tiene que ser muy tenue. Lo ideal es que casi no ilumine pero que sí deje algo de claridad en la habitación.
3.- Establece rutinas relajantes. Si se transmite que ir a la cama y apagar la luz es parte de una cadena de conductas (que comienza con un baño y sigue con un biberón o un vaso de leche y un cuento), será mucho más fácil que concilie el sueño y todo esto evitará que sea invadido por los miedos.
 
4.- Enséñale que la casa es un entorno seguro. Acompañale a comprobar que en ese lugar que teme no hay nada. Los lugares más comunes que generan miedo es debajo de la cama, el interior del armario y los huecos de detrás de las puertas.
 
5.- Evita cosas que incrementen su temor. Si tu hijo manifiesta signos de miedo a la oscuridad, es importante que evites que vea películas o programas de televisión de miedo o que escuche historias que puedan asustarlo.

Rutina recomendada para antes de dormir

1.- 15 minutos antes, avisa a tu niño que está llegando la hora de dormir. Esto hará que se vaya preparando.
 
2.- Realiza juegos tranquilos antes de dormir o que vea dibujos relajados en la televisión.
3.- Báñalo y ponle el pijama.
 
4.- Acuéstalo y cántale o cuéntele un cuento, queremos conseguir que estos momentos previos al sueño sean tranquilos y relajantes. También puedes hablar con él de algo agradable que le haya sucedido durante el día.
 
5.- Despídete de tu hijo, dale un beso, las buenas noches, apaga la luz y déjalo solo en la habitación.
 
 
¿Tienen vuestros hijos miedo a la oscuridad? ¿Qué os parece este cuento para paliar el problema? ¿Os ha parecido efectivo? Espero vuestros testimonios…
 
Hasta el próximo día!
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *