Adicción a Internet

La Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta que 1 de cada 4 personas sufre trastornos de conducta vinculados con las nuevas tecnologías. En España, se calcula que entre un 6 y un 9 por ciento de las personas que usan habitualmente Internet podría haber desarrollado algún comportamiento adictivo.
En general, definimos una adicción como una actitud o conducta generada como consecuencia de una dependencia. La adicción es el abuso habitual, independiente de la voluntad, de una sustancia o actividad, con resultado de dependencia. 
Si quieres saber cómo identificar si tu hijo, amigo o tú mismo está enganchado a la red, el móvil o a las nuevas tecnologías, te cuento como hacerlo y cómo prevenir esta adicción a internet.

¿Qué problemas presenta? 
Una persona que presenta síntomas de adicción, antes de estar enganchado a internet, ha podido sufrir alguno o varios de estos problemas o situaciones.

Tiempos de conexión muy prolongados con fines recreativos a lo largo de cada día. Permanecer alrededor de 3 o 4 horas al día conectado supone un aislamiento de la realidad y un desinterés por otros temas, pudiendo llevar a trastornos de conducta, además de al sedentarismo o a la obesidad.

Descuidar otras áreas importantes de su vida como el trabajo, las relaciones personales, el descanso, la alimentación…
Problemas de personalidad: timidez excesiva, baja autoestima, rechazo de la imagen corporal…
Personas insatisfechas con su vida o con carencias afectivas, que intentan suplir relacionándose en un mundo virtual.
Tener problemas psiquiátricos previos como depresión, ansiedad social, hostilidad…
¿Cuáles son los síntomas?
1- Privarse de sueño para estar conectado.
2- Descuidar otras actividades importantes, como las relaciones familiares y sociales, el estudio o la salud.
3- Recibir quejas de personas allegadas por el uso excesivo de internet.
4- Tener como pensamiento dominante a lo largo del día el conectarse y sentirse irritado excesivamente cuando la conexión falla o es muy lenta.
5- Mentir sobre el tiempo real que se está conectado.
6- Intentar limitar el tiempo de uso de Internet sin conseguirlo.
7- Que conectarse a internet sea lo primero que uno hace por la mañana y lo último que hace al acostarse por la noche.
8- Reducir el tiempo dedicado a tareas cotidianas como comer, dormir, estudiar o relacionarse con la familia, para dedicarlo a estar más tiempo conectado.

9- Siente gran satisfacción y euforia cuando está frente al ordenador o la consola.

10- Piensa en internet o los videojuegos cuando está haciendo otras cosas

11- En casos extremos, alteraciones físicas causadas por las horas que está delante de la pantalla: ojos secos o lagrimeo, dolores de cabeza, de espalda, de muñeca… 
Si tu hijo presenta algunos de estos síntomas, puedes hacerle este TEST para comprobar si posiblemente es adicto a internet.
¿Cómo puedes prevenirlo?
.- Limita los sitios o las actividades en las que utiliza el ordenador o el teléfono móvil: mientras estudia, en clase, viendo una película, en un concierto, en una reunión de amigos o familiares.
.- Uso de los dispositivos en un horario adecuado y establece un tiempo máximo. Necesita descansar por las noches así que, apaga el móvil, la tablet, la videoconsola o el ordenador cuando se vaya a dormir. 
.- Cuida la seguridad en los dispositivos que utiliza. Hay numerosas amenazas a nuestra privacidad: intrusiones, accesos a información confidencial, ciberbullying, vulneración del secreto del correo electrónico, programas maliciosos (malware) que espían y recogen datos privados, empresas que espían sobre nuestros gustos para realizar ofertas o propuestas que conecten mejor con nuestras fragilidades, etc. 
.- Diversifica su ocio: que no ocupe todo tu tiempo libre con las nuevas tecnologías. Busca otras actividades de ocio que puedan satisfacerle más.

.- Limita el tiempo de conexión a la red en casa, así como la ubicación de los ordenadores en lugares comunes (el salón, por ejemplo) y el control de los contenidos, constituyen estrategias de interés (Mayorgas, 2009). 
.- Busca ayuda profesional si la situación se ha vuelto incontrolable y le provoca ansiedad. 
¿Tiene tratamiento?
Ante este tipo de adicciones exite tratamientos que consisten en el trabajo de aspectos psicológicos y de aprendizaje encaminados a:
.- Aprender a organizar el tiempo de ocio y a gestionar la ansiedad y otras emociones displacenteras sin emplear internet como refugio, evasión o alternativa al afrontamiento del problema. 
.- Apreciar el estar solo o sola y hacerlo sin tener “aparatos” a tu alrededor

.- Atribuir confianza y autocontrol a la persona para que ella misma salga del automatismo y el uso perjudicial del móvil, internet o las redes sociales. 

.- Atribuir responsabilidad para resolver “problemas”, entender lo que significa y qué función tiene el uso de las tecnologías para la persona.


¿Conoces a alguien con este problema? ¿No sabes como ayudarle?

¡Hasta el próximo día!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *