5 Pasos que te ayudarán a ser más productivo

El ritmo vital en el que estamos inmersos nos lleva a no tener el control absoluto de nuestra vida y disfrutarla como realmente queremos. Disfrutar de nuestro entorno no es sinónimo de trabajar menos, ya que sintiéndonos a gusto con nuestro trabajo, nos sentimos realizados, útiles y además, contribuimos a la economía de nuestro hogar. 
Llevar una vida satisfactoria significa destinar nuestro tiempo a las cosas que más nos gustan, que nos hacen disfrutar y hacen que la vida valga la pena. Son aquellas cosas que nos conducen a cumplir nuestras metas, nos conducen a la felicidad y al equilibrio que todos buscamos.
Para lograr ser productivos y dedicar tiempo a todo es fundamental que seamos organizados. Para conseguir estos dos aspectos es imprescindible que aprendamos a organizar nuestro tiempo
Comparte las tareas. Tenemos que aprender a delegar tareas a los demás. Por ejemplo, podemos pedir a nuestra pareja e hijos que nos ayuden en las tareas de casa, a realizar la compra, etc. 
Marca tus prioridades. No perdamos el tiempo con cosas insignificantes. Elaborar una lista con todas nuestras tareas y dividirlas en fundamentales, importantes y secundarias, nos puede ayudar a invertir nuestro tiempo más eficazmente.
Sé directo/a en tus comunicaciones. No agobiemos a nuestros interlocutores con mucha información o detalles sin importancia, transmitamos lo que deseamos de la forma más clara y concisa posible.
5 Hábitos que te ayudarán a reiniciar cada día
Empieza a trabajar muy pronto. Levantarte muy temprano, te va a permitir trabajar con más tranquilidad y concentración pero no olvides que tienes que dormir el tiempo suficiente al menos 7 horas.
Ten claros tus objetivos del día. Decide lo que quieres conseguir cada día y qué no debes hacer para que no se boicoteen tus planes.
Si trabajas frente a un teclado, aumenta tu eficiencia. Mejora tu velocidad de mecanografía, utiliza el corrector de palabras y realiza plantillas para tus textos y documentos y guárdalas para ahorrar tiempo los próximos días que lo necesites.
Consume menos información. Cada vez hay más de todo y todo parece bueno, pero entre todo hay mucha información no veraz que te acaba intoxicando.
Adapta tu trabajo a tus capacidades físicas y mentales del día. Aprende a escuchar a tu cuerpo y dependiendo de cómo te encuentres adapta tus tareas a los momentos en los que te encuentras más productivo/a.
¿Qué te parecen estos consejos? ¿Vas a ponerlos en práctica?
Espero tus aclaraciones y comentarios!!
Nos vemos la próxima semana!
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *