La actitud frente a un cáncer “ESTO NO VA A PODER CONMIGO Y LUCHARÉ HASTA EL FINAL “

Hoy os traemos un testimonio de una valiente, una persona que ha demostrado su fuerza, tesón y actitud de lucha para enfrentarse a una de las cosas más duras que te pueden pasar en la vida, el diagnóstico de un cáncer. Cómo leéreis, este hecho cayó en la vida de Layla como un jarro de agua fría pero ella no perdió la esperanza en ningún momento y con el apoyo de su familia, amigos y la confianza de su médico, fueron hacia delante y consiguieron salir de esta experiencia tan dura. Os dejo su testimonio que no os dejará indiferente.

Todo comenzó un 16 de septiembre en 2014. Pues justo ese día era mí cumpleaños y cumplía 33. Me estaba duchando y me noté de casualidad un bultito en el pecho derecho en la parte de arriba, pensé que era una glándula mamaria inflamada. Se lo comenté a mi madre y hermana, mi madre, días antes, había visitado al ginecólogo y oncólogo porqué ella tenía otro… afortunadamente era benigno.

Dias más tarde, mi madre me aconsejó que fuera al médico de familia para que me quedara más tranquila, pues yo nunca iba imaginar que podría ser… me examinó… me hizo un volante urgente para el hospital clínico de Valencia… incluso… aún recuerdo las palabras del médico cuando me dijo: “ aunque te haga este volante, no te preocupes, pues no significa nada, pero así nos quedamos tranquilos”. Cuál fue mi sorpresa, cuando me llamaron inmediatamente y me citaron en oncología. El mismo ginecólogo y oncólogo que le dijo a mi madre que lo suyo no era nada… sus palabras fueron… “Layla, los resultados no han sido tan buenos como esperábamos”, en esos momentos, me cayó como un jarro de agua fría y mi madre y yo comenzamos a llorar.

Pues yo no podía creer que yo, que nunca había estado enferma de nada, podría ocurrirme eso en esos momentos!!! A continuación comenzó a explicarme todo el procedimiento paso a paso… pues yo que había escuchado quimioterapiaoperaciones de pechoestaba realmente asustada!!! Yo tenía muchos miedos y el personal médico comenzó a tranquilizar el asunto y a mí. Me dijeron que dentro de lo malo, estaba cogido a tiempo, carcinoma de mama triple negativo.

A partir de ahí, cuando salí del hospital, le dije a mi madre: “ESTO NO VA A PODER CONMIGO Y LUCHARÉ HASTA EL FINAL MAMÁ”. Y así comenzó mi mayor guerra, guerra de mente, cuerpo, espíritu y alma. Era noviembre, después de haberme hecho toda clase de pruebas cuando comencé la quimioterapia, pues me calló todo el pelo y bello de mi cuerpo y síntomas típicos. Yo, en todo momento, aún escuchando y viendo cosas muy fuertes, siempre me mantuve arriba positiva, comencé a experimentar muchas cosas, sentimientos, sensaciones y tenía muchas ganas de vivir. Apreciaba hasta el más mínimo detalle que pudiera ver cuando paseaba por la calle, las flores, el aroma, tierra mojada… me cuidaba y alimentaba sabiamente… buscaba trucos para los síntomas que me provocaba el tratamiento… para poder llevarlo de la mejor manera… mil veces tuve ganas de llorar… sentí que estaba entre la línea entre la vida y la muerte… pero aún así… jamás tuve ya miedo… pues todo lo que viví me fue fortaleciendo y me hizo descubrir la verdadera esencia de la vida

Yo aún sin pelo… me pintaba los labios de color rojo… me ponía gorritos y boinas muy chulas… y de tener miedo… pasé a sentirme como la teniente O’neill. Me identificaba mucho con esa película, pues me hacía pensar que yo estaba viviendo esa experiencia por algún motivo en concreto. Y, día tras día, fuí luchando contra miradas de miedo hacia mi, miradas de pena, miradas como si el cáncer se contagiase y fui afrontando todo. Me administraron en total 16 goteros en vena y las sesiones eran de 4 horas cada semana.

Después vinieron los síntomas más fuertes, los típicos síntomas de náuseas, no soportaba los olores fuertes y no podía ni comer los tres primeros días… al tercer día… comencé a decirme a mi misma… “Layla, ya son los últimos, lo que era un tumor de 2 centímetros… se ha reducido a 6 milímetros”. Ahí fue cuando ya estaba preparada para ser operada. Primero cuadrantectomia y glanglios y me hicieron pruebas por mi edad que era joven y los resultados fueron que tengo una mutación genética BRCA2, un tipo de mutación que atacaba mi cuerpo y estaba en riesgo de padecer varios tipos de cáncer, pero sobretodo de mama y ovarios. Me cabreé con la vida, con Dios, pensé que no era justo, hasta que hice caso a los médicos y decidí extirpar todo, mastectomia bilateral y después prótesis… sabéis??? Tuve que experimentar cada paso y psicológicamente fue muy duro, pero es curioso, porqué a su vez, fue un aprendizaje y crecimiento muy grande en mí. Tengo, a día de hoy, 6 intervenciones aparte de la del tumor que, gracias a Dios, quedé limpia, la mastectomia y reconstrucciones para tener un pecho como toda mujer y sentirme bien conmigo misma

Hoy día, doy gracias a Dios por tomar esa decisión, y aún me queda otra intervención para prevenir el cáncer ovarico. Ahora tengo 37 años y a los 40 tendré que someterme a quirófano otra vez y lo haré encantada, porque sé que por mí ya habré hecho todo. Desde entonces, siempre me hacen revisiones, tacs, resonancias, mamografias, tanto de arriba como de abajo, he aprendido a vivir con ello y hasta bromear conmigo misma, pues no debe ser un tabú y hoy en día mucha gente sobrevive, pero sobretodo, lo que más hace es la actitud, nunca lo olvidéis!!! Siempre, aunque duela, aunque tengas miedo, sigue caminando porqua al final de ese camino puedes encontrar una hermosa luz que te diga… “Layla ….eres una campeona” y ahora eres una mujer fuerte, has aprendido y tocado el cielo por unos instantes, saboreando cada detalle de la vida que antes no veías ni sentías.

Espero que mi testimonio os ayude a que jamás olvidéis, que aún con miedo hay que seguir caminando porque nunca se sabe que maravillas puedes encontrar al final del trayecto.

¿Qué os ha parecido el testimonio de Layla? ¿Conocéis a alguien que esté pasando por una situación parecida? Nunca sabes a quién puede ayudar una lectura así. Ayúdanos a compartir este testimonio

Hasta la próxima semana!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *